jueves, 5 de noviembre de 2015

LA ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), DENUNCIA PÚBLICAMENTE QUE EL AYUNTAMIENTO DE NAVACONCEJO (CÁCERES) PRETENDE, EN CLARO FRAUDE DE LEY, RETIRAR UNA PLACA FRANQUISTA, PERO MANTENIENDO PARCIALMENTE LA MITAD DEL CONTENIDO DE LA MISMA.






NOTA DE PRENSA

ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX)



LA ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), DENUNCIA PÚBLICAMENTE QUE EL AYUNTAMIENTO DE NAVACONCEJO (CÁCERES) PRETENDE, EN CLARO FRAUDE DE LEY, RETIRAR UNA PLACA FRANQUISTA, PERO MANTENIENDO PARCIALMENTE LA MITAD DEL CONTENIDO DE LA MISMA.


***



El pasado mes de Abril la ARMHEX (Asociación para la Recuperación dela Memoria Histórica de Extremadura), presentó una solicitud en legal forma ante Ayuntamiento de Navaconcejo (Cáceres), a fin de que al amparo del art. 15.1º de la Ley 52/2007, por el Pleno de dicha Corporación, se acordaran medidas en aras a la retirada de las Placas franquistas que aún permanecen en la localidad, presidida algunas por el escudo del partido Falange española (yugo y flechas); una que se ubica en la fachada de la ermita de dicha localidad y otra con la leyenda con el líder fascista José Antonio ubicada en la fachada de la iglesia de la Asunción, todo ello en cumplimiento en la Ley 52/2007.



En concreto en su artículo 15.1º, y así lo reafirma la exposición de motivos de la citada Ley, se vienen a establecer una serie de medidas en relación con la retirada de los símbolos y monumentos conmemorativos de la Guerra Civil o de la Dictadura, esto es, escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva; medidas de retirada que están sustentadas en la Ley, en el principio de evitar toda exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión franquista de la Dictadura, en el convencimiento de que los ciudadanos tienen derecho a que así sea, y a que los símbolos públicos sean ocasión de encuentro y no de enfrentamiento, ofensa o agravio; como el caso de estas Placas, donde la permanencia y la pervivencia del citado símbolo, supone de una clara exaltación de la sublevación con ofensa para la memoria de las víctimas del franquismo y sus familiares, al margen de suponer una exaltación de la sublevación militar, inaceptable de asumir en pleno siglo XXI, por la sociedad extremeña.



La Ley impone, por lo tanto, una conducta, entre otras a la administración local y que consiste en adoptar «las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura».



Sin embargo una vez llevado a Pleno el asunto, el grupo popular (PP) del Ayuntamiento de Navaconcejo, mayoritario en la Corporación, votó en contra y la moción no fue aprobaba.



Es recordar el origen histórico de este tipo de inscripciones, sobre todo la última ubicada en la fachada de iglesia, en pleno centro de la localidad. Estas inscripciones, tienen su origen en una decisión radicalmente ilegal e ilegítima de la "Junta política de Falange" que dio lugar a un Decreto franquista en plena guerra civil del bando sublevado contra el orden constitucional vigente, en concreto se trata de un Decreto del dictador rebelde de 16 de noviembre de 1938, en lo que llamaba "III año triunfal" (publicado en el BOE de Burgos de 17-11-1938, sede de los rebeldes), que fijó el 20 de noviembre como "día de luto nacional" en lo sucesivo y que ordenaba que en cada pueblo, y en cada parroquia, de cada municipio en lugar visible "... figurará una inscripción que contenga el nombre de José Antonio y en si caso los nombres de sus Caídos, la Cruzada" que sería motivo de perenne recuerdo; como en efecto lo fue, puesto que en casi todos los pueblos y ciudades de España, ya fuera en los camposantos, en las fachadas de edificios públicos de toda clase y atrios de las iglesias, ermitas y catedrales o en las casas consistoriales, se fijaron las correspondientes lápidas según el propio ritual falangista-fascista.



Así mismo, la ARMHEX, presentó el pasado mes de septiembre, un escrito en la Secretaria General se Cultura de la Junta de Extremadura, solicitando información sobre una subvención otorgada para la RESTAURACIÓN DEL RETABLO DEL CRISTO DEL VALLE (Navaconcejo, Cáceres), con una inversión de 15.000€, otorgada por la Consejería de Educación y Cultura, del anterior Gobierno de Extremadura por cuanto en dicho edificio, existe aún un símbolo de la dictadura (el escudo del partido Falange española, yugo y flechas) de obligada retirada, obviamente contrario a la Ley 52/2007 de Memoria Histórica.



El Artículo 15. 1 señala que "1. Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas. (---). En su punto 4, dice así mismo: “Las Administraciones públicas podrán retirar subvenciones o ayudas a los propietarios privados que no actúen del modo previsto en el apartado 1 de este artículo”.


Pues bien, el citado Ayuntamiento de Navaconcejo, a pesar de su negativa inicial, y debido a la repercusión mediática de este caso y al parecer por las presiones de la iglesia por el riesgo de una eventual pérdida de subvenciones futuras,ha decidido cumplir fraudulentamente a "medias" la Ley, acordando retirar una placa de la Ermita de El Cristo, pero manteniendo en la que se encuentra en la fachada de la iglesia, la parte de la placa con el listado de "los nombres de los vecinos caídos de Navaconcejo", el cuál sólo hace referencia a combatientes franquistas muertos en el frente de guerra, sin hacer ninguna alusión a los vecinos o naturales de la localidad, víctimas de la represión de la dictadura franquista que perdieron la vida o fueron encarceladas por mantenerse fieles al sistema democrático de la II República.



Por ello, teniendo en cuenta la carga simbólica inicial vinculada claramente a las finalidades conmemorativas de exaltación de la sublevación militar y “cruzada”, que pretende combatir el artículo 15 de la Ley 52/2007, y la significación original, contraria en todo caso a los valores democráticos, hay que concluir que concurren los presupuestos fácticos que conforme al indicado precepto determinan una obligación administrativa de retirada TOTAL de los citados elementos arquitectónicos.



La ARMHEx entiende que no es justificable, ni de recibo que en ninguna fachada de ninguna iglesia aparezcan listados de personas fallecidas “caídas”, para eso están los cementerios, puesto que en el fondo supone mantener en esencia el rancio ritual falangista-fascista.


Tampoco merecerían en su caso, el homenaje y reconocimiento público personas que combatieron junto con aquellos que instauraron una dictadura al estilo de Hitler o Mussolini. Ni en Alemania, Francia o Italia se le ocurriría a ninguna institución hacer algo parecido.


La Armhex pide de nuevo al Ayuntamiento de Navaconcejo la retirada TOTAL E INCONDICIONAL de las citadas placas franquistas, pues es la única manera de cumplir fielmente con el espíritu y finalidad del art. 15 de la Ley 52/2007, dada la carga simbólica del citado elemento, por la significación que tuvo y la finalidad de exaltación antidemocrática a la que sirvió.



Por todo ello, la ARMHEX rechaza y condena esta actitud elusiva y renuente del citado Ayuntamiento, y considera en todo caso que, de mantener parte de las placas o una parte de su contenido, se sigue incumpliendo la citada Ley y con esta medida del Ayuntamiento de Navaconcejo se situaría al margen de la Ley, y en su caso debería someterse a las posibles penalizaciones que la misma señala, en concreto, la eventual retirada de subvenciones o ayudas públicas.



***




Placa de los Caídos

Iglesia Parroquial Nuestra Sra. de la Asunción de Navaconcejo


Ermita del Cristo en Navaconcejo, Cáceres

(Detalle símbolos fascistas (yugo y las flechas) en dicha Ermita del Cristo)