lunes, 25 de julio de 2011

UTOYA: Los Jóvenes Socialistas noruegos asesinados habían conmemorado la lucha de la República española



Los Jóvenes Socialistas noruegos asesinados habían conmemorado la lucha de la República española.

El pasado lunes, 18 de julio, los jóvenes de las juventudes socialdemocratas noruegas en el tristemente conocido Campamento de la isla de Utoya, homenajearon a 4 Brigadistas Internacionales de su organización, muertos en España.

Los jóvenes socialistas asesinados en la isla de Utoya, Noruega, entre otras actividades estaban conmemorando el 75º Aniversario del comienzo de la Guerra en España, en la isla de Utoya.

Precisamente, con el título de “En Memoria de los caídos,” habían realizado un acto en homenaje a 4 compañeros de su organización que formaron parte de las Brigadas Internacionales y murieron en combate en España, y colocado una Placa conmemorativa cuya foto publicamos.

“Tenemos que conocer la historia contemporánea de entender y dar forma al futuro”, dijo Eskil Pedersen cuando descubrió la citada placa conmemorativa en honor de los miembros de la Juventud del Trabajo que cayeron en la lucha contra el fascismo durante la Guerra Civil española.

35.000 voluntarios de todas partes del mundo viajaron a España para ayudar al gobierno contra las fuerzas de los rebeldes del general Franco y sus seguidores, de Hitler y Mussolini. De los muertos cuatro, eran jóvenes brigadistas socialistas de Noruega:

IN MEMORIAM

Torbjørn Engebretsen, natural de Lørenskog. Cayó en Octubre 1937.

Odd Olsen, natual de Trondheim. Cayó en Sep. 1937.

Martin Schei, natural de Forde. Cayó en Sep 1938.

Gunnar Skjeseth, natural de Kabelvåg, Oslo. Cayó en Febrero 1937.

Cayeron en la lucha por la democracia y la justicia. Ellos entendieron las consecuencias del avance del fascismo, muchos años antes de que Hitler enviara a sus tropas para ocupar Noruega, dijo Eskil Pedersen, en su discurso.

Martin Schei, sólo tenía 18 años cuando viajó a España – sin que sus padres lo supieran. Algunos meses después, escribió una carta a su hermano en Noruega:

”Taper vi krigen, så betyr det ikke bare et fascistisk diktatur i Spania, eller rettere sagt en koloni under fasciststatene. Nei, det betyr en seier for fascismen i våre egne land.”

“La pérdida de nuestra guerra, no sólo significa una dictadura fascista en España, o más bien una colonia de los Estados fascistas. No, significa una victoria del fascismo en nuestro propio país “.