miércoles, 14 de diciembre de 2016

LUIS PLA, IN MEMORIAM.






Luis Pla Ortiz de Urbina




IN MEMORIAM. HA FALLECIDO NUESTRO COMPAÑERO Y AMIGO, LUIS PLA.

Con profundo dolor y emoción, os comunicamos que se nos ha ido, nuestro querido amigo y compañero LUIS PLA, memoria viva y entrañable e infatigable miembro de nuestra Asociación.

Luis Pla Ortiz de Urbina, hijo y sobrino de dos conocidas víctimas de la represión franquista en Badajoz durante la Guerra Civil, los hermanos Luis y Carlos Pla Álvarez, militantes de Izquierda Republicana, asesinados por orden directa del teniente coronel Yagüe el 19 de agosto de 1936, poco después de la cruenta entrada en la ciudad de Badajoz, de los golpistas.

Luis Pla, hijo, se destacó siempre por su labor de reivindicación de la memoria de los vencidos. Simbolizó en su persona, una parte del proceso de recuperación de la memoria histórica en Extremadura, no en vano fue miembro desde sus inicios de la ARMHEX (ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HITÓRICA DE EXTEMADURA). El asesinato de su padre, vivido con sólo 11 años por Luis Pla Ortiz de Urbina, marcó su vida y la de su familia, como la de tantos vencidos.

Más allá de su actividad profesional Luis Pla, se destacó siempre por no haber renunciado nunca a su condición de hijo de un republicano injustamente asesinado y a su constante actividad de reivindicación de la memoria de los vencidos. En la temprana altura del año 1956, ya escribió unas notas sobre lo sucedido a su padre, a su tío y a su familia, para que entre los suyos nunca se olvidara lo ocurrido. 

En definitiva, Luis fue un infatigable reivindicador de la memoria de aquellos hechos, contra el olvido y contra la impunidad. Luis encarnó y era memoria viva de su padre y de su tío, pero también y, por extensión, memoria de todas las víctimas del fascismo extremeño. Miembro y colaborador de la ARMHEX, desde su constitución en el año 2002, se destacó siempre como infatigable defensor de la causa de la memoria de los vencidos, estando siempre dispuesto a dar su testimonio en cuanto actos, jornadas y congresos se han organizado en nuestra región en los últimos años, así como a atender siempre amablemente, a cuantos medios de comunicación e investigadores se han interesado por la historia de lo ocurrido y por su aportación a la memoria. 

El dia 12 de junio de 2012, sus amigos de la ARMHEX, le tributamos en Badajoz, como era de justicia, un homenaje público en vida, como reconocimiento a su lucha por la verdad, la justicia y la reparación para con las víctimas del franquismo. En el mismo participaron entre otros, los historiadores Francisco Espinosa Maestre, Julián Chaves Palacios, el senador Francisco Fuentes, el profesor Felipe Hernández, el ex presidente de la Junta de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra y un montón amigos y compañeros que lo acompañamos, y en el que se interpretó a violonchelo el Himno de Riego. Nos consta que le hizo muy feliz aquel sencillo pero emotivo acto, que llevaba por lema LUIS PLA, MEMORIA VIVA. No en vano exhibía con orgullo la placa conmemorativa que el presidente de nuestra Asociación, en nombre de todos, le entregamos aquella tarde de junio. De aquel día son las fotos que ilustran esta entrada. Como bien dijo el historiador Francisco Espinosa en su intervención en aquel homenaje público que la ARMHEX organizó: "Luis Pla destaca no solo por el interés de su testimonio sino por su calidad humana. Siempre ha sido un testigo implacable del terror que diezmó la ciudad pero, al mismo tiempo, era y es un hombre que, por duro que fuera lo que dijera, siempre hablaba desde el sosiego y la educación. Esto ha sido así tanto en sus intervenciones orales como en sus artículos y cartas de prensa. Nunca levanta la voz, pero no deja pasar ni una, (...). Quizás sea la calma y el tono educado lo que ha dado tanta fuerza a su testimonio. Y es que mientras más barbaridades cometieron los golpistas más difícil resulta erradicar la propaganda y restablecer la verdad. De ahí las dificultades existentes en Badajoz y de ahí también la importancia de la presencia de Pla". "Desde que las circunstancias políticas lo permitieron, Pla no dejó pasar ni una. Por todo ello hay que agradecer su constancia y su testimonio de lo que fue aquello: una cacería de personas en campo abierto, un genocidio de carácter político y social. Los historiadores estamos en deuda con él, que siempre ha ayudado y ofrecido información sin preguntar nada al que se le acercaba buscándola. También hay que agradecerle su presencia y apoyo al movimiento en pro de la memoria histórica. Luis está irremediablemente unido a la asociación extremeña, con la que ha colaborado desde su origen".

Una democracia, sin memoria, no merece tal nombre, por eso la memoria de las víctimas, de cada una de ellas, de sus familias, y de tantos represaliados, que padecieron el injusto y aborrecible golpe de la represión franquista, en Extremadura y en toda España, durante tanto años, nos debe acompañar siempre. Luis deja a toda la sociedad, un legado ejemplar de sereno pero firme compromiso con la democracia, con la libertad y con la visibilidad de los vencidos en nuestra historia reciente. 

La ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), lamenta profundamente el fallecimiento de esta gran luchador, sobre todo porque poco a poco por cuestiones biológicas, van desapareciendo estos protagonistas de nuestra historia silenciada durante tanto tiempo, sin un más completo reconocimiento, de toda la sociedad española.

Nosotros seguiremos en el empeño de que, como Luis, puedan descansar otras miles de víctimas y familiares que aún hoy, no tienen sitio donde honrar la memoria de sus difuntos desaparecidos, 

Es preciso recuperar y defender la memoria, porque aún no conocemos toda esta historia silenciada, esa otra parte de la historia que durante cuarenta años no fue contada, la historia de los que perdieron la voz, después de perder la guerra, y sus sueños de unos modelos sociales más libres y justos.

Por nuestra parte, honraremos siempre su legado y a quien luchó toda su vida por un ideal y por la memoria. Si no creemos en ese deber de memoria, si dejamos de cumplirlo, estaremos condenados, porque la lucha por la memoria no es la lucha del ayer, sino el combate del hoy y del mañana.


¡¡Hasta siempre LUIS!!!. Descansa en paz.

Salud y República. 

Tus compañeros y compañeras de la ARMHEX, siempre te recordaremos.


Sit tibi terra levis 


IN MEMORIAM