jueves, 23 de septiembre de 2010

Agur bero bat, Juantxo! Mila esker, gure lagun ona




In memoriam Juantxo García de Acilu.





Desde Extremadura, queremos sumarnos a las muestras de condolencia y pesar por el fallecimiento el pasado dia 21 de septiembre, del compañero Juantxo García de Acilu, presidente de la Asociación "Memoriaren Bideak" de Navarra (Los caminos de la memoria), una asociación de gente trabajadora, generosa y luchadora que sigue recuperando memoria y honrando a quienes siempre han sido grandes ignorados de nuestra reciente historia, los esclavos del franquismo. Cada año en el mes de Junio, se organiza un homenaje a estos luchadores en el Alto de Igal y cada año nos van faltando los protagonistas de historias muy duras, que antes de irse, pudieron disfrutar de un reconocimiento que les hizo felices y de conocer a Juantxo, que desbordante de ilusión les dio todo su cariño.

Este año además, el pasado día 20 de febrero de 2010, tuvimos la ocasión de celebrar conjuntamente en Don Benito (Badajoz), el HOMENAJE CÍVICO A CECILIO GALLEGO GARCÍA, preso antifraquista, del Batallón de Trabajadores 127, en la villa de Roncal, del que se evadió; fuga que a la postre le costó la vida, al ser asesinado “in situ” tras su apresamiento, y enterrado en la una fosa anónima.

La exhumación de los restos de Cecilio Gallego se realizó el 12 de octubre de 2009, gracias al proyecto de la citada Asociación Memoriaren Bideak, y de los colectivos Eguzki Bideoak y el Instituto Gerónimo de Ustariz en torno a la recuperación de la memoria de los trabajos forzados en Navarra durante el franquismo; en respuesta a los deseos de la familia de trasladar sus restos mortales a su localidad.

En aquel acto, tuvimos la ocasión de compartir emociones y sentimientos, con los no pocos miembros de la asociación, y conocer personalmente a Juantxu. Todos ellos hicieron el esfuerzo de recorrer más de ochocentos kilometros en un fin de semana atravesando casi de punta a punta el territorio del estado español, para traer los restos de Cecilio a su tierra natal y para participar en el Homenaje. Nos consta que Juantxu, disfrutó mucho de aquel viaje a nuestras tierras extremeñas.

Ni la familia de Cecilio Gallego García, ni la ARMHEX, olvidaremos ese compromiso y aquel gesto de compañerismo, y solidaridad de las gentes de los pueblos navarros, encarnados en la Asociación que presidia Juantxu.

Hemos de recordar, que en los Batallones de Trabajadores 106 y 127 y los Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores 6 y 38, entre los años 1939 y 1941, al menos 13 presos, de los que han podido ser identificados, eran extremeños, gracias al extraordinario trabajo historiográfico realizado en aquel proyecto.

Si bien seguramente habrá más personas asesinadas de las que no se tiene más documentación, de momento se sabe, que son dos prisioneros extremeños, los que fueron asesinados, mientras construían carreteras de montaña en este Pirineo Navarro:

Manuel Antolín Holguín Fernández, natural de Castuera (Badajoz), nacido en 1918. Asesinado en Egozkue (Navarra) el 3 de febrero de 1940, prisionero del Batallón de Trabajadores 159, que trabajaba en la carretera Egozkue – Iragi.

Y el ya citado, Cecilio Gallego García, natural del Don Benito (Badajoz), nacido en 1915, asesinado en Roncal (Navarra) el 23 de Octubre de 1939, prisionero del Batallón de Trabajadores 127, que trabajaba en la carretera Igal – Roncal.


La larga dictadura de Franco, que mató, encarceló, torturó y humilló hasta el final, durante cuatro décadas, a los vencidos, resistentes y disidentes, culpó a la República y a sus principales protagonistas de haber causado la guerra, manchó su memoria y con ese recuerdo negativo creció más de una generación. Nada hizo la llamada transición por recuperar ese pasado. Las principales instituciones actuales, han tenido un serio problema con las historias y recuerdos que afloran de la República, de la Guerra Civil, de la dictadura y la represión. Y todo se resume en un déficit de educación plenamente democrática y, como consecuencia de él, en la persistencia en el falseamiento de la historia, en no haber sabido poner en marcha políticas públicas de memoria para aprender de ese pasado.

Y en ese contexto, trabajo como el desarrollado por Juantxu en la Asociación Memoriaren bideak, merecen nuestro más sincero reconocimiento.


Eskerrik asko!.

Besarkada handia bera ezagutu eta gurekin bere laguntasun eta lana konpartitu duzuen guztioi.

Un fuerte abrazo a todos y todas, los que le habéis conocido y habéis compartido su amistad y su trabajo.



Hasta siempre.

ASOCIACION PARA LA RECUPERACION DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA