sábado, 22 de junio de 2013

SOLIDARIDAD CON EL PERIODISTA GERARDO RIVAS

CONTRA LA IMPUNIDAD DEL FRANQUISMO

¡¡NO A LA IMPUTACION DEL PERIODISTA GERARDO RIVAS¡¡


CONCENTRACIÓN EN SU APOYO: 
MARTES 25 de Junio. 10,00 Horas.
Juzgados de Plaza de Castilla, 37 MADRID.
El próximo día 25 está llamado a declarar como imputado ante el juzgado número 37 de Madrid el periodista Gerardo Rivas, por haber afirmado en un artículo el pasado mes de marzo que Falange Española tenía un amplio historial de crímenes contra la humanidad. Falange se ha apresurado a poner una querella a este periodista por "menoscabo del honor" de esta organización. En ningún otro país donde operó el fascismo un juez habría admitido una querella así, pero Spain is different...

Antecedentes:


A partir de una denuncia de Falange, ha sido imputado el periodista Gerardo Rivas Rico por la publicación, el pasado 22 de marzo de 2012, de un artículo en www.elplural.com con el título El vicepresidente de Gobierno de Madrid le pide el perejil a la hija de Franco. Dejando a un lado las opiniones personales del autor respecto de las razones de la expulsión de la carrera judicial del magistrado Baltasar Garzón, cuestión en la que no entramos, en el artículo se afirma que FALANGE es una organización con un amplio historial de crímenes contra la humanidad, habiendo sido este el motivo el principal motivo de la denuncia.

Se ha demostrado científica y suficientemente, a través de numerosas investigaciones rigurosas, la implicación de Falange Española de las JONS (a partir de abril de 1937 Falange Española Tradicionalista y de las JONS) en la represión desplegada en la zona controlada por el Ejército sublevado desde el golpe de estado contra la democracia republicana hasta bien avanzada la posguerra, ya consolidada la dictadura franquista. Son los propios documentos oficiales (del Ejército, de la Guardia Civil, de la Policía y de la propia Falange) los que dejan evidencia de esa implicación. Estas tareas represivas de Falange afectaron durante años a miles de personas en todo el país.

Esta es, por tanto, una verdad científica cimentada en decenas de investigaciones que no admite discusión.

Queremos mostrar nuestra disconformidad ante el hecho de que un periodista que constate una verdad histórica sea imputado judicialmente, al aceptarse la denuncia de Falange por buscar el menoscabo del honor de Falange con vejaciones injustas, imputándole a FE-JONS, con temerario desprecio hacia la verdad, la comisión de delitos para menospreciar y menoscabar públicamente la fama y el honor de dicha organización.. Sería como si en Alemania un juez aceptara una denuncia del partido nazi contra un periodista o historiador que escribiera sobre los crímenes contra la humanidad cometidos por los miembros de su partido durante los años treinta y cuarenta.

En definitiva, no se trata sólo de un ejercicio de libertad de expresión, reconocida por el art. 20 de la Constitución, sino también del derecho a la verdad, difundida por historiadores y periodistas, y recibida por el resto de ciudadanos que tienen derecho a conocer lo sucedido en su propio país.