viernes, 12 de octubre de 2012

HACE UN AÑO QUE NOS DEJÓ, FERNANDO RUIZ VERGARA



HOY 12 DE OCTUBRE, HACE UN AÑO QUE NOS DEJÓ, EL GRAN CINEASTA FERNANDO RUIZ VERGARA. El día 12 de octubre de 2011, murió en Escalos de Baixo-Castelo Branco (Portugal), prácticamente olvidado en su país de nacimiento.

Fernando Ruiz Vergara nació en 1942. Desde muy joven mostró su repulsión por la dictadura franquista y decide abandonar la ciudad de Huelva y viajar por Europa para acabar vinculándose al mundo del cine. Atraído por la Revolución de los Claveles se instaló en Portugal —país con el que mantendrá hasta el final una intensa relación— donde llega a fundar la librería Iberlibro en Lisboa y el Centro de Intervenção Cultural desde donde organiza diversos ciclos de cine político, prohibido en España, enfocado a espectadores españoles cerca de la frontera gallega y andaluza.

Tras la muerte del dictador Francisco Franco regresa a una Andalucía en plena efervescencia política por las libertades democráticas y la conquista de la autonomía. Bajo este contexto, idea, junto a Ana Vila, el proyecto documental “Rocío” que tanto marcará su vida. La visión histórica y antropológica de la famosa romería andaluza plasmada en un documental de 88 minutos, fue objeto de una gran polémica una vez estrenado, no sin muchas trabas, en 1980. Bastaba mencionar la estrecha relación de la Iglesia y la hermandad rociera con los trágicos sucesos en los años de la guerra civil y ponerle nombre y rostro a algunas de las víctimas y victimarios locales de la represión, para que se pusieran en marcha los mecanismos de persecución y hostigamiento de ciertos sectores reaccionarios de la sociedad andaluza y del poder judicial contra la obra creativa de un joven realizador.

El filme fue secuestrado —era la primera vez que un juzgado secuestraba una película en España después de que se aprobara la Constitución y desaparecieran los mecanismos de censura previa en materia de cine— y censurado en 1982 por la Audiencia de Sevilla. En 1984 el Tribunal Supremo no admite el recurso de los autores y hace firme la sentencia que condena a Fernando Ruiz, director de la película Rocío, a dos meses y un día de arresto mayor, 50.000 pesetas de multa y una indemnización de 10 millones de pesetas. Al mismo tiempo, se prohibía la proyección y distribución de Rocío en tanto no se suprimieran varias escenas. La vida privada y profesional de Fernando Ruiz Vergara quedó destrozada y Rocío se convirtió en un filme maldito.
Fernando Ruiz abandonó España para autoexiliarse en Portugal, donde trabajó de manera intermitente en algunos proyectos para televisión y para diversas productoras. En los últimos años, la película ha vuelto a estar en candelero gracias al movimiento por la recuperación de la memoria histórica que la ha exhibido en numerosas localidades españolas. A Fernando Ruiz Vergara le fue negado un reconcimiento en su propio país, por un cúmulo de circunstancias que ponían de manifiesto los déficits democráticos de la “modélica” Transición. Fernando Ruiz Vergara murió hace un año, un dia como hoy, en su humilde morada de la pequeña aldea Escalos de Baixo, cerca de Castelo Branco, rodeado de sus amigos portugueses a los que tanto amaba. Allí descansa para siempre.



Desde aquí nuestro recuerdo y memoria.